Creditos con asnef

Las entidades financieras que se dedican a los préstamos personales y otros productos financieros destinados fundamentalmente a las economías domésticas, en el momento de evaluar los riesgos de las operaciones con nuevos clientes, consultan los listados de morosidad, donde se encuentran registradas aquellas personas que tienen o han tenido algún problema para devolver el dinero de operaciones crediticias anteriores.

Los listados de morosidad más comunes son ASNEF y RAI, siendo el primero el que usan habitualmente las entidades de crédito. Aquí aparecen todas tus deudas e impagos. Si estás incluido en uno de estos registros, tendrás muchas complicaciones para obtener un préstamo a través de las entidades financieras tradicionales.

Prestador Es hora de ponerseе Interés 0% Primer préstamo Max préstamo Período Obtener préstamos
vivus 15 min Yes 50 – 300 € 900 € 30 días
netcredit 15 min Yes 50 – 300 € 600 € 30 días
solocredit 15 min Yes 50 – 800 € 800 € 30 días
Dineo 8 min Yes 50 – 300 € 300 € 30 días
creditomovil 15 min No 50 – 300 € 700 € 30 días
Moneyman 15 min No 50 – 1200 € 1200 € 4 meses
twinero 10 min No 50 – 300 € 600 € 30 días
onlinecredit 15 min No 50 – 300 € 1400 € 4 meses
creditstar 10 min No 50 – 300 € 1000 € 3 meses
Ferratum 10 min Yes 50 – 1000 € 1000 € 45 días
cashper 15 min No 50 – 500 € 500 € 30 días
kredito24 5 min No 75 – 750 € 750 € 30 días
zaplo 10 min No 300 – 2500 € 2500 € 24 meses
contante 15 min No 50 – 500 € 500 € 30 días
creditocajero 10 min No 50 – 300 € 300 € 31 días
savso 15 min No 100 – 300 € 900 € 6 meses
monedo 45 min No 100 – 5000 € 5000 € 24 meses
kyzoo 20 min No 100 – 300 € 800 € 30 días
pepedinero 15 min No 50 – 250 € 50 € 30 días
okmoney 10 min No 50 – 300 € 600 € 30 días
Viaconto 15 min No 50 – 600 € 600 € 30 días

En la actualidad existes nuevas fórmulas de negocio y conseguir créditos con ASNEF comienza a ser algo más factible, aunque no hay que fiarse de cualquier prestamista, pues algunos de los que ofrecen minicréditos con ASNEF no son más que vulgares estafadores que intentan sacar provecho de la gente con importantes necesidades de dinero rápido. Siempre debemos acudir a entidades financieras reconocidas y con códigos de verificación seguros de internet, que nos den la seguridad que el crédito que solicitamos se estudiará con rigurosidad y estamos en manos de usureros.

Existen varias opciones sencillas y seguras para conseguir préstamos con ASNEF, y obtener el dinero en un corto lapso de tiempo y sin problemas:

  • La forma más sencilla para conseguir dinero rápidamente son los créditos online a través de las empresas financieras que operan en la red. Basta con solicitar el préstamo con ASNEF, mediante un formulario que encontraremos en la propia página web y esperar unos minutos para su aceptación. En dicho formulario tendrás que poner la cantidad solicitada y el plazo de devolución.
  • Hay entidades financieras que ofrecen créditos con ASNEF a los clientes, siempre y cuando no tengan deudas registradas con una cantidad superior a 3.000 euros. Lógicamente la límite máximo del préstamo también está tasado.
  • En otros casos, para solicitar minicréditos con ASNEF, además de imponer un límite máximo a la cantidad registrada en los listados de morosidad, no se conceden nuevos créditos si las deudas registradas se producen por impagos de micro préstamos. Exigen además la devolución del dinero en cuotas semanales.

Es comprensible que en este tipo de créditos con ASNEF, las condiciones económicas respecto a tipos de interés sean algo más estrictas que en el caso de otras operaciones financieras. También los plazos de devolución del préstamo se reducen y en algún caso se plantean, como hemos visto en cuotas semanales. De todas formas todo esto hay que mirarlo desde el punto de vista de la solución de un problema acuciante.

creditos con asnef¿Cómo se solicitan los préstamos rápidos con ASNEF?

Muchas veces nos hemos encontrado con pagos imprevistos, y en algunos no hemos podido disponer del efectivo necesario para hacerlos frente, con la repercusión económica a base de recargos y sobrecostes. Por este motivo es mucho mejor acceder a los préstamos con ASNEF, que aunque tienen un tipo de interés algo elevado, en la mayor parte de los casos se amortiza suficientemente.

Para poder obtener el préstamo tendremos que cumplir algunos requisitos, como ser mayor de edad y portador de DNI o NIE, tener acceso a internet a través de un dispositivo electrónico como un ordenador o el propio teléfono móvil y ser titular de una cuenta bancaria donde se pueda realizar la transferencia del dinero prestado.

Es conveniente además tener una cuenta de correo electrónico para poder mandar y recibir la documentación necesaria.

Los pasos a seguir para solicitar los créditos con ASNEF son los siguientes:

1) Elige la entidad financiera de internet que te ofrezca mejores condiciones para tu préstamo y entra en su web. Busca la página de préstamos rápidos y pulsa en el menú la etiqueta de solicitar préstamo. Entrarás directamente en un formulario.

2) Rellena en el formulario tus datos personales y los datos de la cuenta bancaria o la tarjeta de crédito donde puedan ingresarte el dinero. Elige la cantidad de dinero que solicitas y el plazo de devolución del mismo. Hay que ser realista en lo que se refiere a los plazos y no marcarse cuotas imposibles de asumir ni tampoco intentar devolver en demasiado tiempo. La propia página establece los límites en su menú.

3) Pulsa en el botón de enviar y al paso de varios minutos recibirás un mensaje vía sms o correo electrónico con tu solicitud resuelta. En caso de resolución positiva deberás dar tu conformidad y enviar la documentación que acredita tu identidad, en esta caso DNI o NIE. En base a la cantidad solicitada también será necesario presentar justificante de los ingresos, en base a una nómina o pensión.

Habitualmente enviaremos la documentación escaneada a través del correo electrónico que aparece en la propia página web.

4) Inmediatamente te harán una transferencia a tu cuenta cuando se haya comprobado la veracidad de la información presentada. Si esta es correcta el dinero estará en tu poder en un plazo no superior a 24 horas.

Siempre que tengamos una necesidad económica de urgencia, aunque estemos registrados en los listados de morosidad por alguna deuda antigua, podremos acudir a los créditos con ASNEF. Como hemos visto anteriormente se trata de un método fácil y rápido, que podemos usar cuando precisemos de efectivo.

¿Cómo obtener préstamos con ASNEF mediante tarjetas bancarias?

Mediante tarjetas bancarias se pueden solicitar minicréditos con ASNEF: accedemos a una entidad financiera de internet, solicitamos el dinero preciso y posteriormente nos pasan el préstamo al disponible de nuestra tarjeta. Más tarde podemos conseguir el efectivo en los cajeros automáticos o mediante traspaso a cuenta bancaria, si la tarjeta permite realizar la operación.

De esta forma se puede obtener de forma inmediata un crédito hasta el límite de la propia tarjeta. Podremos realizar el pago del recibo reclamado, puesto que hoy en día casi todas las empresas de servicios permiten el pago de los recibos vencidos a través de las tarjetas bancarias. Por supuesto también podemos realizar la compra del artículo que necesitamos con urgencia o proceder u otros pagos pendientes.

De todas formas hay que tener muy en cuenta para este tipo de créditos que la tarjeta tiene que haber sido solicitada antes de aparecer registrado en los listados de ASNEF, puesto que de otra manera la entidad bancaria no dará la opción de realizar el contrato de la propia tarjeta.

¿Se pueden obtener préstamos rápidos con ASNEF con garantía?

Una de las fórmulas más aceptadas para conseguir mini prestamos con ASNEF, son aquellos en los que ponemos un bien como garantía para la devolución del dinero prestado. Lógicamente este bien tiene que ser atractivo para la venta de segunda mano y debe encontrase en buen estado, como joyas o vehículos. Se puede conseguir hasta el 40% del valor del bien y en caso de impago, la entidad prestataria podrá ejecutar el embargo del artículo o artículos que figuran en la garantía y recuperar el dinero en el mercado de la compraventa de segunda mano.

Y si la cantidad del préstamo solicitado es más abultada siempre podremos acudir a la garantía hipotecaria, donde el producto es un bien inmueble, ya sea una casa, un local o una cochera. En este caso, las entidades financieras especializadas, pueden conceder créditos con ASNEF de hasta 30.000 euros a devolver en varios años, incluso sin nómina o pensión, aunque estemos incluidos en los listados de morosidad.

¿Es posible salir de ASNEF?

Efectivamente. Y si tenemos en cuenta que la Ley Orgánica de Protección de Datos nos ampara ante todo organismo público o privada, en cualquier momento podemos ejercer el derecho de acceso a las bases de datos donde estemos incluidos y solicitar la rectificación de nuestros datos personales incluidos en los listados de morosidad, como ASNEF o RAI, donde estemos inscritos. Puesto que en ningún momento estas organizaciones han acudido a nosotros para solicitar la correspondiente autorización, deberán corregir o modificar sus listados y eliminar nuestros datos. Es una forma de salir de ASNEF, en cualquier caso, larga y costosa, y es posible que sea necesario acudir la los tribunales para que sea efectiva.

Para evitar el engorro de pleitear, es mejor comprobar la causa por la cual estemos incluidos en estos listados de morosidad e intentar solucionarlos por la vía del acuerdo Algunas veces la deuda reclamada no es más que el impago de un recibo, y vale más pagarlo para evitar la imposibilidad de acceso a créditos de mayor importancia.

En el caso que la deuda sea mayor, con una entidad financiera, siempre podemos buscar el acuerdo y una forma de pago negociada que nos permita volver a la senda de la solvencia y al acceso a los préstamos en mejores condiciones.

Historial crediticio: ¿qué es?

Cabe la posibilidad de que la mayoría de la población nunca ha escuchado la siguiente denominación: historial crediticio o historial de crédito. De ser el caso, las personas deben saber que es un término muy usado en la cotidianeidad, y más todavía cuando se tiene previsto solicitar préstamos.

En resumen, el historial crediticio es un documento, un informe en el cual se refleja el comportamiento financiero de una determinada persona. Allí específicamente se acumulan sus antecedentes con respecto a los créditos. O sea, en el historial crediticio se almacenan tanto sus pagos como deudas. De esta manera, todo se plasma, bien sea el haber postergado el pago de una factura o cumplido con el pago de un recibo.

Papel del historial crediticio en una entidad de financiamiento

El rol que tiene el historial crediticio en una institución o ente de financiamiento es de gran importancia ya que le permite conocer la forma en que sus clientes manejan sus finanzas. Además, les concede saber si los usuarios son dignos de confiar tras la aprobación de un préstamo.

Por lo tanto, dicho informe es fundamental en la vida de cualquier persona debido a que puede ser la herramienta que la facultará ser poseedora de préstamos. Aunque no siempre es así ya que el historial es un arma de doble filo, pues tiene sus desventajas, claro, siempre y cuando no sea uno positivo. Al no serlo, en efecto se convertirá en un gran obstáculo para conseguir dinero prestado a través de una entidad de financiamiento.

¿Cómo se crea el historial crediticio?

Independientemente de que el historial sea positivo o negativo, siempre se formará con base a la información o datos que aporten la diversidad de instituciones. Las más conocidas son: compañías de telefonía, empresas eléctricas, aseguradoras, empresas de automóviles, entre otras.

Ahora bien, como resulta fácil obtener un préstamo si contamos con un buen historial crediticio, surgen las siguientes dudas: ¿Qué sucede si tenemos un historial crediticio negativo? ¿Nunca podremos solicitar préstamos? ¿Siempre rechazarán la solicitud? ¿Se puede mejorar? ¿Todos los entes financieros revisan el historial crediticio?

Quizás todas o algunas de esas interrogantes están viajando por tu cabeza y aún no has encontrado las respuestas a dichas preguntas. Lo cierto es que a continuación te explicaremos lo concerniente a solicitar dinero prestado con un historial crediticio negativo.

Pedir préstamos con el historial de crédito negativo

Como mencionamos hace un momento, si un cliente, que cuenta con un historial de crédito negativo, se dirige a una institución bancaria y solicita un préstamo, de inmediato el banco le negará la petición a causa de su constante incumplimiento frente a las deudas que ha adquirido.

¿Existen instituciones que conceden préstamos con un historial crediticio negativo?

Tomando en consideración todo lo que hemos desarrollado sobre el historial de crédito negativo, pensarás que no existen entidades que admitan prestar dinero si el solicitante no cuenta con un buen historial crediticio.

Lo cierto es que sí existen y son las instituciones financieras que se encargan de brindar préstamos sin buró. Esto significa que no revisan el historial del cliente en el buró de crédito. De igual forma se conocen por no exigir que el usuario posea una garantía o aval.

¡Atención!

Sí aprueban dichos préstamos, pero establecen montos pequeños y con la especialidad de que fijan intereses muy altos. Por ello es que también se aconseja acudir a los préstamos sin buró en casos bien particulares, es decir, que sea por motivos de emergencia, pues cabe la posibilidad de que se convierta en una angustia y verdadero dolor de cabeza.

Es menester agregar que dentro de los requisitos de los préstamos que no se encuentre la demostración de una garantía, aval o historial crediticio, comúnmente se llaman préstamos rápidos, urgentes, inmediatos, al instante o exprés.

¿Por qué algunas instituciones aprueban o rechazan un préstamo con historial crediticio negativo?

La enorme cantidad de entidades de financiamiento conceden préstamos aún cuando sus clientes poseen un historial de crédito negativo. Pero sólo lo hacen porque se aseguran de que las personas están capacitadas para pagar el préstamo.

Por el contrario, las instituciones que rechazan las solicitudes de préstamos donde existe un historial de crédito malo, se debe a que consideran que el motivo que originó un historial negativo fue la inestabilidad de sus finanzas y fuente de ingresos.

Crítica:

La verdad es que el retraso de un pago antiguo que ya esté liquidado, no implica que el usuario tenga una mala economía. Lo que debe tomarse en cuenta es la situación financiera actual del cliente.

¿Qué hacer ante el rechazo de una solicitud?

Por tratarse de la denegación de un préstamo, principalmente a causa de un historial crediticio negativo, los pasos que debes dar deben ser distintos a los que pudieses seguir si el rechazo fuese por otro motivo.

En este sentido, lo primero que debes hacer es responder las siguientes preguntas:

1. ¿Por qué consideras que tienes un mal historial crediticio?
2. ¿Te enteraste porque un tercero, distinto a una entidad, te lo informó?
3. ¿Has tratado de mejorar tu historial de crédito?

Es normal pensar que poseer un historial crediticio negativo se debe a no haber pagado a tiempo las deudas o superado el presupuesto. No obstante, es trascendental determinar con absoluta precisión y certeza cuáles son los verdaderos motivos. De esa manera, la toma de decisiones o acciones a ejecutar serán las adecuadas dado a que no se fundamentarán en creencias o supuestos.

Algunos tips:

En consecuencia, puedes solicitar algunas de tus calificaciones de crédito. Por medio de ellas tendrás un informe gratuito de tu historial. Asimismo, notarás y podrás examinar los factores que tienen mayor influencia en dichas calificaciones.

Por otro lado, se recomienda revisar los puntajes de crédito con la finalidad de entender qué es lo que hace falta mejorar. Una vez que los inspecciones, podrás hallar errores en el informe. Si les prestas atención, no hay duda de que contribuirán a renovar tu historial crediticio, es decir, de uno negativo pasará a uno positivo.

También procura y acostúmbrate a realizar con anticipación a la solitud de un préstamo, la corrección de errores de tu informe de crédito. Hazlo como mínimo 30 días antes de comenzar a llevar a cabo los trámites necesarios.